Se utiliza para obtener requisitos mediante el examen de la documentación existente y la identificación de la información relevante para los requisitos.

Los ejemplos de documentos que se podrían analizar incluyen, entre otros:

  • Planes de negocio.
  • Literatura de mercadeo.
  • Acuerdos.
  • Solicitudes de propuesta.
  • Flujos de procesos actuales.
  • Modelos lógicos de datos.
  • Repositorios de reglas de negocio.
  • Casos de uso.
  • Políticas.
  • Documentación normativa como leyes, códigos u ordenanzas, etc.