Las realiza un observador externo, que mira a un experto en el negocio mientras éste ejecuta un trabajo. Sirven para descubrir requisitos ocultos.

Proporcionan una manera directa de ver a las personas en su ambiente, y el modo en que realizan sus trabajos o tareas.

Se utilizan en procesos detallados, cuando las personas que usan el producto tienen dificultades o se muestran renuentes para articular sus requisitos.