En el proceso de controlar los riesgos, se rastrean los riesgos identificados, se monitorean los riesgos residuales, se identifican nuevos riesgos y se evalúa la efectividad del proceso contra los riesgos a través del proyecto.

Lo que se debe buscar en este proceso es optimizar la eficacia de las respuestas a todas aquellas amenazas del proyecto.

Una de las herramientas más importantes en este proceso es la auditoría de los riesgos.

Es muy importante recordar que los riesgos no prioritarios hay que colocarlos en la lista de observación y revisarlos en forma periódica